Peatones o carros, el gran dilema del ‘Casco'

Peatones o carros, el gran dilema del ‘Casco’

Tras el anuncio han surgido opiniones a favor y en contra y hasta el presidente de la República, Juan Carlos Varela, se ha expresado al respecto. La propuesta no es nueva. La falta de estacionamientos en el Casco Antiguo se agrava por los autos de las instituciones públicas con sede en el área .

El Ministerio de Presidencia, incluyendo el Palacio de Las Garzas, el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ministerio de Gobierno (Mingob), el Instituto Nacional de Cultura, la Oficina del Casco Antiguo y el Palacio Municipal son algunas de las instituciones ubicadas en la histórica zona.

Encontrar un estacionamiento se convierte en el principal reto para los turistas nacionales y extranjeros que visitan el ‘Casco’. Es como buscar una aguja en un pajar. Caminar por las aceras, sin encontrar un auto mal estacionado que dificulte la circulación peatonal, es como ganarse la lotería.

Los conductores que logran un espacio deben rezar varias plegarias para que al regresar, sobre su auto no haya una boleta emitida por la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre o haya sido remolcado por una grúa, por infringir el reglamento de tránsito al haberse estacionado en un lugar prohibido.

En la zona hay tres estacionamientos públicos a los que pocos pueden ingresar. En su mayoría permanecen ocupados por vehículos de la Presidencia, del Servicio de Protección Institucional o la Cancillería, además de una gran cantidad de autos chatarra que no han sido descartados por la Contraloría.

Informaciones proporcionadas por la Cancillería y el Ministerio de Gobierno detallan que en cada ministerio laboran más de 400 funcionarios.

En el Cancillería hay 95 autos estatales y en el Mingob, unos 41. El Mingob ha emprendido una migración voluntaria de oficinas para bajar el flujo de funcionarios y autos en el sector.

A los carros estatales se suman los de los funcionarios y se complica el problema.

 

FUENTE: laestrella.com.pa/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *