Expertos explican que intromisión de la Asamblea Nacional en el Canal es inconstitucional

Expertos explican que intromisión de la Asamblea Nacional en el Canal es inconstitucional

La exigencia por parte del Órgano Legislativo para que el Canal de Panamá dé mayores aportes se da en medio de una baja de un 7.3% en las recaudaciones con respecto a lo presupuestado, así como una deuda pública elevada que alcanza los $23 mil 64 millones, mientras que la vía interoceánica registra aumentos en sus ingresos por los peajes de un 19.7%.

Luego de que gremios empresariales, economistas y abogados se opusieran a la modificación del presupuesto del Canal por parte de la Comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional (AN), el organismo decidió ayer en horas de la tarde bajar el proyecto 508 nuevamente a primer debate.

Expertos indican que se debe analizar si en verdad el Estado requiere de más ingresos o hay un uso inadecuado del presupuesto nacional al no emplearse para atender las demandas sociales, sino para gastos suntuarios.

El ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio De La Guardia, señaló recientemente que los únicos ingresos que tiene el Estado vienen de la recaudación de impuestos, préstamos obtenidos (deuda) y los aportes que brinda anualmente el Canal de Panamá.

El Canal de Panamá, para el año fiscal 2017, entregará al Tesoro Nacional 1,600 millones de dólares, 587 millones más que en 2016, tomando en cuenta que es el primer año que entran los aportes resultantes de la ampliación del Canal.

Sin embargo, ya para el 2018 tienen contemplado entregar la suma de 1,659 millones de dólares, lo que a juicio de los legisladores no es suficiente y pidieron aportes por $1,860 millones.

El economista Juan Jované señaló que están tratando de obtener dinero de la renta del Canal de Panamá para financiar un presupuesto eminentemente político.

“La renta del Canal se utiliza para que los ricos no paguen impuesto y para pagar parte del clientelismo”, señaló el economista.

Presupuesto

El presupuesto del Canal para el año fiscal 2018, por la suma de  3,037.5 millones en ingresos, fue modificado en primer debate en la Comisión de Presupuesto de la AN, que exige mayores aportes, lo cual es contrario a las normas constitucionales que regulan el Canal de Panamá.

Entre las modificaciones del presupuesto del Canal figuran $5 millones menos en el renglón de combustible; a combustible para generación eléctrica, $12 millones menos; contratos de servicios no personales, de $221 millones quedaron en $148 millones.

Además, el reglón de materiales y suministro, de $73 millones quedó en $59 millones; servicios personales, de $65.3 millones quedaron en $36.1 millones; prestaciones laborales, de $76 millones a $72 millones.

Para proteger la autonomía de la Autoridad del Canal, el artículo 320 de la Constitución de la República expresamente establece que el presupuesto de la ACP no forma parte del presupuesto general del Estado y que el proyecto de presupuesto de la ACP que apruebe el Consejo de Gabinete solo puede ser aprobado o rechazado, mas no modificado, por la AN.

Este panorama se da cuando la mayoría de los ingresos con que cuenta el Gobierno para adquirir dinero y apostar a proyectos sociales que beneficien a la población parecen no estar teniendo los efectos deseados, quedando solamente los aportes del Canal como única vía para adquirirlos.

Al 31 de agosto pasado, la deuda pública de Panamá aumentó 1,396 millones 800 mil dólares, dado que registra un total de 23 mil 64 millones de dólares, mientras que para el mismo periodo del año anterior ascendía a 21 mil 667 millones 800 mil dólares, lo que a juicio de expertos es un saldo muy elevado que pone en riesgo la consecución de más deuda para obras.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *